La vida cotidiana está colmada de relaciones jurídicas. Cuando tomas el autobús generas un contrato de transporte, cuando compras en el supermercado activas un contrato de compraventa. Se muestran invisibles al ojo común, pero ahí están y sólo son perceptibles en caso de que surja algún conflicto, pues entonces necesitamos que la ley ponga en marcha sus mecanismos de protección.

Viajar, practicar deportes, son actividades más o menos cotidianas que no permanecen ajenas a esta realidad. Este blog pretender mostrar las relaciones jurídicas que derivan de estas situaciones para que, conocedores de su existencia y características, actuemos de modo que continúen estando latentes.

Por lo tanto, este es el blog de las relaciones…jurídicas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>